El masaje tailandés es un trabajo corporal profundo que ayuda a restablecer la energía vital y a reequilibrar los aspectos físicos, mentales y emocionales.


Las técnicas utilizadas son presiones y estiramientos. Las presiones se realizan con los dedos, las manos, los pies, los codos o las rodillas y siguen las líneas energéticas del cuerpo. Los estiramientos pasivos permiten recuperar flexibilidad y llegar a una relajación más profunda. 


Este masaje, considerado como preventivo, beneficia a todos los que quieren conservar un buen estado de salud y un alto nivel de bienestar. 


Acompañado por una respiración consciente, el cuerpo se estimula por dentro y por fuera.

Cuando se recibe con regularidad, se aprecia una mejora en el sistema nervioso, respiratorio, circulatorio, digestivo y inmunológico; disminuye el estrés, relaja las zonas de tensión en todo el cuerpo, aumenta el nivel de energía, de autoestima, ayuda a la digestión, combate el insomnio, incrementa la flexibilidad, libera los bloqueos físicos y energéticos y harmoniza la relación psicosomática.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted